Publicado el Deja un comentario

Dendrobates leucomelas. Rana venenosa

Dendrobates leucomelas (Steindachner, 1864)
Rana flecha amarilla, sapito minero
Inglés: Yellow-headed Poison Frog

Taxonomía: Dentro del orden Anura, Familia Dendrobatidae, género Dendrobates, encontramos a la espectacular especie Dendrobates leucomelas.

Especies similares: Debido a su peculiar coloración, se trata de una especie totalmente inconfundible.

Morfología: Esta especie se caracteriza por su muy reducido tamaño, de entre 3’1 y 3’8 cm, y una coloración de grandes bandas negras y amarillas, con pequeñas manchas negras. La zona ventral es completamente negra.

Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas)
Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas) – Imagen de Jan Grathwohl

 

Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas)
Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas) – Imagen de Jan Grathwohl

Dimorfismo sexual: Los machos alcanzan un tamaño inferior al de las hembras.

Distribución: Esta especie habita en las cuencas del río Orinoco, en la zona que ocupa el sureste de Venezuela, oeste de Guayana, este de Colombia y norte de Brasil. Suelen encontrarse entre 50 y 800 metros sobre el nivel del mar.

Hábitat: Habita en zonas próximas a cursos de agua donde es habitual encontrarlas entre la hojarasca, en zonas rocosas, sobre plantas y en troncos caídos.

Alimentación: Buscan en el suelo selvático invertebrados de pequeños tamaño. En concreto la mayor parte de su alimentación se basa en hormigas, termitas, pequeños arácnidos y grillos.
Los juveniles deben alimentarse a diario con pequeños insectos, como moscas de la fruta o microgrillos.

Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas)
Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas) – Imagen de Jan Grathwohl

 

Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas)
Rana flecha amarilla (Dendrobates leucomelas) – Imagen de Jan Grathwohl

Comportamiento: Es una especie de hábitos terrestres, pasando la práctica totalidad del tiempo entre la hojarasca y en el suelo de la selva en busca de alimento.
Es una especie de actividad diurna. Durante la estación seca pueden estivar semienterradas entre la hojarasca o bajo troncos muertos.
Sus principales amenazas derivan de la pérdida de hábitats por la explotación forestal y la agricultura.
Este tipo de ranas son conocidas con el nombre de “ranas flecha” debido a que son utilizadas por los nativos que extraen su veneno para aplicarlo sobre sus flechas y conseguir así que al impactar sobre sus presas caigan inconscientes.
Su veneno es muy potente y procede de su principal alimento: las hormigas.

Reproducción: Esta especie pone los huevos fuera del agua, que serán vigilados por el macho hasta su nacimiento. Posteriormente los renacuajos serán llevados a la zona acuática para que se puedan desarrollar correctamente. Cada hembra puede poner de 100 a 1.000 huevos al año.
La metamorfosis suele durar entre 70 y 90 días.
Pueden criar perfectamente en cautividad.

Bibliografía y webs consultadas:
– Amphibiaweb
– IUCN Red List
– Dendrobates.org

Artículo escrito por: Enric Pàmies

Fuente: http://www.unzooencasa.com/2017/08/dendrobates-leucomelas-rana-flecha-amarilla.html

Publicado el Deja un comentario

Eublepharis macularius. Gecko leopardo

Esperanza de vida: 3- 6 años
Longitud: 20-30  cm
Es un animal dócil y vivaz, de un aspecto agradable. Es de costumbres terrestres, presenta una actividad crepuscular e incluso nocturna, permaneciendo durante el día a resguardo en su refugio.

¿Cómo lo tengo que mantener?

El terrario no necesita demasiada altura porque son animales que viven en el suelo. Solamente pueden llegar a subirse a alguna piedra grande para reposar.  El substrato puede ser turba, césped artificial, periódico o corteza de corte grueso. No es recomendable la arena ni las piedritas de acuario ya que pueden ser ingeridas y causar daños.

Se pueden tener en un mismo terrario (de las dimensiones apropiadas) varias hembras o varias hembras y un macho.

Es indispensable proveer de escondites que  pueden ser troncos ahuecados, potes dados vuelta o una cueva hecha con piedras. Aunque estos animalitos no son muy amigos de el agua ni de la humedad, sugerimos colocar un pote mediano del que eventualmente beberán.

Los “leopardos” tiene hábitos nocturnos, por lo que no necesitan ningún tipo de luz especial. Si se desea iluminar el terrario, debe colocarse una luz azul o lámpara nocturna para reptiles.  El “leopardo” necesita una temperatura diurna de entre  25º y 30º C. Durante la noche puede descender hasta los 22º C. Se puede utilizar una piedra calefactora, controlando que no sobrecaliente y queme al animal (recomendamos usar las que tienen regulador térmico). Si fuese necesario, se pueden utilizar lámparas de cerámica para brindar más calor, siempre y cuando no esté al alcance del animal.

La humedad no debe ser muy elevada; alrededor del 70% es suficiente. El terrario puede ser rociado, pero no mas de una vez por semana. En caso de que el gecko esté por mudar su piel, se lo rocía directamente encima aunque muestre desagrado.

¿Qué come?

El gecko leopardo es absolutamente insectívoro. Su alimentación debe basarse en grillos y otros insectos quitinosos. Se puede complementar con  otros insectos. Si son insectos que cazamos de la naturaleza habrá que asegurarse que no tengan restos de insecticidas o venenos.

El leopardo disfrutará poder cazar su alimento, por eso se pueden soltar los grillos en el terrario para que el animal los busque por sí mismo. Se debe tener la precaución de no liberar demasiados insectos (los que el animal pueda comerse en dos días será suficiente) porque estresarán o incluso lastimarán al gecko.

Los geckos pequeños y jóvenes deben comer todos los días, lo adultos pueden comer a días alternos. Es muy importante suplementar la comida con calcio y complejo vitamínico (para reptiles) aprox. cada tres días. Lo más práctico es meter a los insectos en un recipiente con el calcio o las vitaminas (que vienen en polvo) y sacudirlos hasta que su cuerpo esté recubierto por el polvo. Inmediatamente se los da al gecko. A veces, sobre todo con las hembras, conviene dejar permanentemente en el terrario una tapita o recipiente pequeño con calcio que irán a lamer cuando lo necesiten.

¿Hay que vacunarlos y desparasitarlos?

No existe vacuna para geckos, en cambio, si que es muy recomendable desparasitarlas rutinariamente una vez al año frente a parásitos internos. Lo mejor es hacer un análisis de una muestra de heces para determinar qué parásitos tiene. Ocasionalmente pueden tener parásitos externos cómo ácaros o garrapatas que suelen ser introducidos en el terrario por los troncos cogidos del medio ambiente sin tratar.

¿Me pueden transmitir alguna enfermedad?

Los reptiles pueden ser portadores de algunas bacterias y parásitos que pueden pasar a las personas sin que el animal muestre signos de enfermedad. La más importante es la Salmonelosis. Tiene más riesgo de infección los niños pequeños, las personas mayores y las que están inmunodeprimidas. Si existen personas en riesgo que estén en contacto con el animal se puede hacer una analítica para confirmar la presencia de este microorganismo y en caso afirmativo ponerle tratamiento a nuestra mascota. De todas maneras, con una higiene normal las posibilidades de contagio son mininas, hay que lavarse las manos después de manipularlos, no ponerlo en la cocina o en lugares dónde se va a comer, tirar el agua de limpiar el terrario y las heces del animal por el water y no darle besos al reptil. Se ha de desinfectar el terrario de vez en cuando el terrario con agua, jabón y lejía.

Texto e imágenes: Clínica Veterinària Exòtics

Publicado el Deja un comentario

Clemmys guttata

Clemmys guttata – Tortuga moteada

Clemmys guttata (Schneider, 1792)
Tortuga moteada
Inglés: Spotted turtle
Alemán: Tropfenschildkröte

Taxonomía: El género Clemmys actualmente solo se divide en una sola especie: Clemmys guttata.
Las especies Actinemys marmorata, Glyptemys insculpta y Glyptemys muhlenbergii antes formaban parte también de este género.
No existen subespecies de Clemmys guttata, aunque puede haber una ligera variación de coloración de la piel en los ejemplares provenientes de distintas zonas.

Especies similares: Es una especie bastante peculiar. Podría asemejarse a Actinemys marmorata, Emydoidea blandingii o Emys orbicularis. Se diferencia con facilidad por su caparazón totalmente negro con grandes y escasos puntos amarillos, tanto en el caparazón como en la cabeza.

Morfología: El caparazón es bastante plano, de color totalmente negro con grandes puntos amarillos que le dan nombre. Habitualmente suele haber un solo punto en cada escudo, pero en ocasiones pueden ser hasta 3 ó 4. En sus escudos casi no se aprecian los anillos de crecimiento.
El plastrón es de color naranja claro con una gran mancha irregular de color negra.
Su cabeza es de color oscura y posee también grandes puntos amarillos (con tonos naranjas en algunas ocasiones). Su cola es relativamente larga.
Las patas y cola son de color oscuro con algunas manchas y rayas irregulares de tonos naranjas.

Dimorfismo sexual: Los machos tienen una cola más larga y ancha, y su plastrón suele ser cóncavo. Otra característica distintiva de los machos es que su barbilla es de color oscuro, siendo de tonos claros (amarillo
o naranja) en las hembras.

Tamaño: Llega a medir hasta 13 cm, por lo que se trata de una especie de un tamaño relativamente pequeño.

Distribución: Habita en Canadá y Estados Unidos, en las zonas próximas a la costa atlántica. Se puede encontrar en los estados americanos de Michigan, Indiana, Ohio, Pensilvania, Nueva York, Vermont, New Hampshire, Main, Massachussets, Conneticut, Rhode Island, New Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Virginia Occidental, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Florida, y probablemente en algunas zonas de los estados adyacentes a los citados.

Hábitat: Esta especie habita en cursos de agua tranquilos, aunque se la puede ver con frecuencia en prados y zonas boscosas con un alto grado de humedad.

Mantenimiento: Se trata de una especie bastante sensible, que en muchos casos no vive demasiados años en cautividad. Para que esta especie no tenga problemas será imprescindible mantener el agua siempre muy limpia, usando un filtro potente. Es muy recomendable mantener esta especie al exterior ya que debido a su zona de distribución prefiere temperaturas relativamente frescas (de unos 20ºC), aunque durante los meses de verano puede mantenerse sin problemas a temperaturas mayores. En invierno requiere temperaturas muy bajas (menos de 8-10ºC), ya que a una temperatura más elevada sigue estando activa. La hibernación será muy positiva para incentivar la cría de esta especie.
Se recomienda mantener a los machos separados de las hembras ya que intentan constantemente copular, lo que puede llegar a estresar a las hembras en exceso. Se podrán juntar solo en momentos puntuales para potenciar así la cría de estos animales.
Las instalaciones deberán constar de un gran estanque de al menos 60 cm de profundidad en la zona más profunda, con muchas plantas acuáticas (lechugas de agua, jacintos de agua, lentejas de agua, nenúfares, …) y rampas y troncos que les permitan salir a tomar el sol y acceder a la zona terrestre. Esta zona deberá tener un gran número de plantas, y deberemos regarlo a diario para mantener un alto nivel de humedad. En esta zona podremos habilitar pequeñas trampas y cuevas que sirvan de escondrijo a los caracoles terrestres, que estas tortugas se comerán con mucho gusto.
Los juveniles durante su primer año de vida se pueden mantener en acuarios al interior. Deberán tener al menos 20 cm de profundidad de agua y una pequeña zona terrestre con plantas. El agua deberá mantenerse a 22-25ºC, y deberemos poner un filtro que mantenga siempre limpia el agua. En la zona terrestre deberemos poner una lámpara tipo spot para que las tortugas se asoleen.
En ejemplares adultos no se recomienda el mantenimiento en acuarios interiores.

clemmys-guttata
clemmys-guttata

Alimentación: Esta especie es omnívora. En libertad suele alimentarse de algas, plantas acuáticas, insectos, moluscos, crustáceos, anfibios, …
En cautividad aceptará algunas frutas y verduras y también comerá plantas acuáticas, pero suelen preferir alimento de origen animal: carne poco grasa, insectos, caracoles, pequeños anfibios, peces, …
Según la experiencia de algunos aficionados estas tortugas aceptan el pienso para tortugas acuáticas sin problemas, aunque no se recomienda que signifique más del 40% de su dieta.

Comportamiento: Las poblaciones que habitan en zonas del norte del continente hibernan durante varios meses al año en pequeñas madrigueras (excavadas por otros animales), en zonas acuáticas con poca profundidad o incluso en el lodo. En las zonas más meridionales esta especie puede llegar a estivar durante las semanas más cálidas.
Esta especie es muy resistente al frío, y puede seguir alimentándose y estando activa a temperaturas inferiores a 14ºC.
Estas tortugas son de hábitos diurnos, por lo que podremos disfrutar de sus horas de mayor actividad (al contrario de lo que sucede en especies nocturnas).
Según algunos autores, esta especie puede llegar a vivir hasta 40-50 años.
Al principio pueden resultar tortugas un poco tímidas, pero a medida que transcurran los años se irán acostumbrando a nuestra presencia e irán perdiendo esa timidez.

Reproducción: Los ejemplares de esta especie llegan a la madurez cuando miden unos 8 cm, a la edad aproximada de unos 7-10 años.
Según BONIN, DEVAUX & DUPRÉ los apareamientos suelen realizarse entre los meses de mayo y junio en el norte, y en los meses de marzo y abril en el sur. Las cópulas suelen producirse dentro del agua.
Lo más habitual es que cada hembra realice dos puestas (tres en algunos casos), entre los meses de mayo y julio. En cada puesta puede llegar a haber de 4 a 8 huevos elípticos, de unos 3 cm de largo. La incubación natural ronda los 3 meses.
Las crías nacerán midiendo tan solo 3 cm. En las zonas más septentrionales de su distribución las crías hibernan dentro del nido, y se esperan a salir a que llegue el calor de la primavera y funda la nieve de estas zonas.
Según HIGHFIELD, la incubación de los huevos de forma artificial a 27-28ºC hará que las crías nazcan en 60-70 días, y entre 29-30ºC nacerán en 45-55 días.
La incubación a 23-27ºC produce machos en su mayoría, mientras que la incubación a unos 30ºC produce hembras.

clemmys-guttata-c
clemmys-guttata-c

Problemática: Aunque no está protegida, esta especie está cada vez más amenazada por culpa del ser humano. Los cambios en los sistemas hídricos y la agricultura intensiva van modificando los hábitats de estas tortugas, haciendo que se concentren cada vez en áreas más pequeñas.
En cautividad el principal problema que puede presentar esta especie es que requiere aguas muy limpias y necesita épocas de mucho frío.

Legislación: Esta especie está incluida en el apéndice II de la CITES.

Bibliografía consultada:
– BONIN, F. / DEVAUX, B. / DUPRÉ, A. (2006) – Tortugas del mundo. Lynx Edicions, Barcelona.
– ERNST, C. / LOVICH, J. / BARBOUR, R. (1994) – Turtles of United States and Canada. Smithsonian Institute Press.
– GURLEY, Russ (2003) – Keeping and Breeding Freshwater Turtles. Turtle and Tortoise Preservation Group.
– HIGHFIELD, A.C. (1996) – Practical Encyclopedia of Keeping and Breeding Tortoises and Freshwater Turtles. Carapace Press, London.
– MÜLLER, Gerhard (1995) – Tortugas terrestres y acuáticas en el terrario. Ed. Omega, Barcelona.
– ROACH, Al (2006) – The spotted turtle. Living Art Publishing.
– VETTER, Holger (2004) – Turtles of the World, Vol. 2. North America. Chimaira Edition, Frankfurt.

Artículo escrito por: Enric Pàmies

Publicado el Deja un comentario

Ferreret, Sapillo balear (Alytes muletensis)

ferreret-sapillo-balear-alytes-muletensis

Alytes muletensis (Sanchiz & Adrover, 1979)
Ferreret o Sapillo Balear
Catalán: Ferreret
Inglés: Mallorcan Midwife Toad

Taxonomía: Dentro del orden Anura, Familia Alytidae, encontramos el género Alytes que comprende distintas especies de sapos parteros. El ferreret (Alytes muletensis) es una de las especies más amenazadas de su género.
Se describieron restos fósiles de la especie en las cuevas de Establiments y Muleta; de esta segunda localización deriva su nombre científico. En la zona es conocido como ferreret (herrerillo en castellano) debido al sonido metálico de su canto.

Especies similares: Puede parecerse a otras especies de su género.

Morfología: Esta especie no suele superar los 4 cm de largo.
Tiene una piel rugosa con un tono general bastante claro (entre marrón y verde), con manchas de tonos más oscuros marrones o verdosos.
Sus extremidades son delgadas pero fuertes, lo que les permite trepar sin problemas en las zonas donde habitan.

Dimorfismo sexual: Es complicado diferenciar ambos sexos, aunque las hembras son ligeramente mayores.

Distribución: Es una especie endémica de la isla de Mallorca, en concreto de distintos puntos de la Serra de Tramuntana.

Hábitat: Habita en zonas rocosas de difícil acceso para sus depredadores. Aprovecha charcas y pozos para reproducirse. Se encuentra desde los 10 hasta los 850 metros sobre el nivel del mar.

Alimentación: Se alimentan de pequeños invertebrados, como hormigas o pequeñas arañas. Las larvas se alimentan de microalgas aunque pueden comerse pequeños restos orgánicos que caigan en el agua.

Comportamiento: Se trata de una especies de hábitos principalmente nocturnos.
Habita en zonas muy rocosas con fuertes desniveles, por lo que se desplaza trepando con gran habilidad.
Es una especie que se ha visto fuertemente amenazada debido a especies introducidas como la culebra vipertina (Natrix maura). Como otras especies de anfibios su población ha disminuido en uno de los puntos de distribución a causa de un hongo (Batrachochytrium dendrobatidis).
Gracias a los programas de protección de su hábitat y de reintroducción, las poblaciones han aumentado en los últimos años siendo considerada por la IUCN como especie Vulnerable.
Reproducción: El periodo reproductor dura de febrero hasta septiembre.
Las hembras ponen de 7 a 12 huevos (de entre 5 y 7 mm de diámetro) que posteriormente son transportados por los machos hasta 9 semanas hasta que eclosionen los huevos.

Bibliografía y webs consultadas:
– DIESENER, G. / REICHHOLF, J. (1992) – Reptiles y anfibios. Blume, Barcelona.
Amphibiaweb
IUCN Red List
Enciclopedia virtual de los vertebrados españoles
Vertebrados ibéricos (pdf)
Wikipedia

Artículo escrito por: Enric Pàmies
Imágenes: Dawn Fleming y J. Richards (Durrell Wildlife Park)

Publicado el Deja un comentario

Trioceros (Chamaeleo) jacksonii, el camaleón de Jackson

Trioceros jacksonii (Boulenger, 1896)
Camaleón de Jackson
Inglés: Jackson’s chameleon, Jackson’s three-horned chameleon

Taxonomía: El camaleón de Jackson (Trioceros jacksonii) pertenece al género Trioceros, que tiempo atrás se había incluído dentro del género Chamaeleo.
Se han descrito tres subespecies: Trioceros jacksonii jacksonii (también llamados Trioceros jacksonii willengensis) , Trioceros jacksonii xantholopus y Trioceros jacksonii merumontana.
El nombre del género Trioceros proviene del griego: trio- (tres) -ceros (cuernos), referente a los cuernos presentes en los machos adultos.

Morfología: Los machos pueden medir hasta 38 cm, y las hembras sobre unos 25 cm.
La coloración de esta especies es generalmente de tonos verdes. Como es habitual en estos animales el color puede variar dependiendo del estado de salud e incluso de su estado anímico.
Resiguiendo toda la columna vertebral podemos observar pequeñas espinas.

trioceros-jacksonii-macho
trioceros-jacksonii-xantholopustrioceros-jacksonii-camaleon

Dimorfismo sexual: Los machos poseen tres grandes cuernos, uno de ellos en la nariz y los otros dos uno encima de cada ojo.
En los T.j. xantholopus las hembras en algunas ocasiones pueden presentar un cuerno, y en T.j. willengensis las hembras pueden tener 3 cuernos igual que en los machos. En T.j. merumontana las hembras presentan un único cuerno.

Distribución: Es una especie que habita en zonas de Kenia y Tanzania con una altitud superior a los 1.500 metros. Se ha introducido de forma accidental en Hawai.

Puede encontrarse en zonas boscosas pero también en márgenes, zonas arbustivas, plantaciones e incluso cerca de zonas humanizadas, como por ejemplo en jardines.
Es un camaleón de montaña.

Alimentación: En libertad se alimentan básicamente de insectos y arácnidos.
En cautividad se les puede proporcionar grillos, saltamontes, cucarachas, gusanos de la harina, …. Se recomienda periódicamente suplementar su alimento con minerales y vitaminas. Un aporte extra de calcio será muy recomendable para hembras reproductoras y también para las crías.

Comportamiento: En su zona de distribución las temperaturas suelen rondar los 16-27ºC durante el día, y por la noche pueden llegar a bajar hasta los 4ºC en algunas épocas del año. Esto demuestra que se trata de una especie muy tolerante a distintas temperaturas.
Es una especie muy bien adaptada a la vida arborícola, gracias a las disposición de los dedos de sus patas y a su cola prensil.
Los machos son muy territoriales. En caso de encontrarse dos ejemplares inflarán sus cuerpos para parecer más grandes, y se empujarán usando sus cuernos.
Las hembras son más tolerantes, por lo que pueden compartir terrario de dos en dos.

Reproducción: Los camaleones de Jackson alcanzan la madurez sexual a los 12 meses de edad.
El periodo de gestación sura aproximadamente unos 180 días. En esta especie las hembras no ponen huevos; paren las crías directamente. Suelen nacer entre 8 y 30 crías en cada ocasión.

Mantenimiento en cautividad: En cautividad es recomendable separar el macho de la hembra, para juntarlos únicamente cuando deban reproducirse.
Para un ejemplar adulto se recomienda un terrario de 120 cm de altura, 50 cm de ancho y 70 cm de profundidad. Es importante que las paredes sean de rejilla para conseguir una buena ventilación y evitar enfermedades respiratorias. El tamaño de la rejilla dependerá de si se trata de ejemplares adultos o crías, puesto que debido al pequeño tamaño de éstas podrían escaparse fácilmente.
Se recomienda un fotoperíodo de 12 h de luz y 12 h de oscuridad. La temperatura deberá ser de unos 28ºC en la zona más cercana a la fuente de calor (habitualmente una lámpara spot o una de cerámica) y unos 22ºC en la zona más alejada. Se puede proporcionar un descenso nocturno de hasta unos 15ºC.
Se les debe proporcionar agua a diario mediante 1-2 pulverizaciones en las plantas del terrario, puesto que son animales que no beberán agua de un bebedero.
La humedad ambiental deberá rondar el 60-80%.
El el terrario deberemos tener troncos y lianas para que habiten los camaleones, aunque es muy recomendable el uso de plantas naturales como los Ficus, que a parte de proporcionar troncos y ramas por donde trepar también proporcionan, gracias a sus hojas, distintas zonas donde refugiarse.
Es importante tener una fuente adecuada de luz UVA/UVB 5.0, puesto que sin esta radiación los camaleones enferman rápidamente.
Se deben evitar aumentos de temperaturas superiores a 35ºC de forma continuada, puesto que podría afectar http://comprar-ed.com/viagra.html gravemente a su salud.

Bibliografía y webs consultadas:
– Animal Divesity Web
– IUCN Red List
– Camaleones.es
– Wikipedia

Artículo escrito por: Enric Pàmies
Imágenes y asesoramiento: Llorenç GH